Contador web

sábado, 29 de marzo de 2008

Alucine en la rompiente

Cuando suba la marea
estaré ahí pa` contar
con tus dedos, de uno en uno
cuántos días
son los que me quedan
pa` terminar tu rostro en la arcilla
pa` decirte cosas atrevías
pa` desarmarnos
en un hotel en ruinas

Moriré recién nacida
sobre un lecho
sangriento
ávido de sentires
y susurros de otro tiempo.
Pa` vivirte hasta la última gota.
Como sudor de amores.
Como marea a mares.


[Cómo me andas
por las venas.
hasta estallar,
naufragio mío.
De lo más oscuro
te traigo
pa` que vivas].



Imagen anónima


sábado, 22 de marzo de 2008

El abismo

Donde habita
el vértigo.
Y tu nombre
se calla
porque muero
de ganas
de decirlo.
Y resucito.
Agonizante
y triste
sin saber
muy bien
por qué
Porque
hasta lo he olvidado
después de todo...
El horizonte
hoy se parece
a un cuadro
que ví
no sé dónde.
Y a esta terraza
sólo le faltan
los 4 de Liverpool
mostrando los dientes
para hacerme
llorar
sonriendo
“Don´t let me down”
Tal vez
estemos pensando
lo mismo.
Pero nunca
lo sabremos.
Eso
es lo más tonto
que me pasó.
Que no pasó.


De oso

En esta asociación libre

y huérfana

de palabras

boyando.

De placeres

suculentos.

Encerrados.

De sentires.

Indecibles

a estas horas.

Un abrazo.

Es lo único

que viene faltando

Sin ningún compromiso,

Claro

"Sueños de barra" Hugo Marti


jueves, 20 de marzo de 2008

Chin Crash

La noche es una amiga
por conveniencia
que conoce demasiados secretos
y me tiene por rehén
nada más
hasta aburrirse
-debo haber reflexionado-

Dejé una canción en lo mejor

Cerré los ojos

persianas al sol

crujiendo arena.

Hice un penúltimo brindis

Y dije

-a partir de hoy
Ud. y yo no tenemos
más secretos-

A mi salud.


"La copa rota" DANS.




miércoles, 19 de marzo de 2008

Qué...

Con un medio cielo
Atravesándome
de azul
Alucinante.
De repente
Hay pájaros mutilados.
esparcidos
en la playa.
Y me llaman.
Mudos.
Y me aturden.
Entonces
huyo atropelladamente
A refugiarme en los brazos
de alguien
Que nunca me amará
…………………
Por qué hace días
que no puedo reír
sin que me duela la frente.
Es inútil dormir
en noches como ésta.
Hace frío.
Como en la canción.
Y mientras
Sigo buscando.
No sé muy bien
Qué.
Voy a ponerme contenta.
Al encontrarlo


lunes, 17 de marzo de 2008

Snif en un bar que no es el mismo

Pasaba

en un sentido, en otro

y en ambos.

Me llevaba tus ojos por delante.

Sonreías langa-mente

en un gesto obvio.

Eras tan cursi

que no me quedó otra

que adorarte

y cambiar de tema.

En qué momento perdí el hilo.

No lo sé.

El asunto es

que caí de bruces

en tu semivacío sommier.

Sola. Ni conmigo.

Creo que lloré

escandalosa y muda

mirando de reojo

para ver si resurgías

de algún hueco.

Pero no.

Qué va.

Si habías madurado

quemando tus naves

Y mis barquitos de papel

Aviones

Sombreros

Bailarines.

Mis poemas.

Todo.

Servilletas descartables

del Bar “La Belleza”.

Creación pura

A veces también

bollos de impotencia

Esperas.

Consuelo de mi llanto.

No me quedó una sola.

Ni de recuerdo.

Y por suerte

a vos tampoco.

Gil.

viernes, 14 de marzo de 2008

Dónde

No alcanzan.
Las horas que me faltan
de tu vida.
El tiempo
en que soñás
que estoy presente.
El tiempo
en que nada sé
de tus edades.
Las lágrimas calladas.
La risa desatada.
El tiempo.
Y todo lo que no.
Lo que ya no.
Lo que nunca más.
Hacen que nazca de nuevo.
De mil maneras.
A cada instante.
Y siempre que te veo
en unos ojos
es como si fuera
la primera vez.
Te olvido.
En un círculo vicioso.
Te encuentro.
Dentro mío
y te proyecto.
Creo que no quiero.
Siento que sí.
Nunca lo pienso.
Sigo los caminos.
Dibujo letras en un papel
cuando -sinceramente-
me aburro
de andar por la vida
like a moon walkin´


lunes, 10 de marzo de 2008

Gitanería

"Prendería fuego al mundo"
Si luego pudiera
reparar las averías
Si tuviera mala memoria
Si nadie se diera cuenta

Me arrepiento de los daños
Y -lesa y todo- los sigo haciendo.
De uno en uno.
A veces todos juntos.
No hago tiempo de curarme las heridas.

Y vuelvo sangrando
a confesarte
que tenías razón
cuando decías
que soy un desastre.

Estoy tan triste.
Que me ahogan las palabras.
No sé ni cómo mirarte.
Abrazáme.
Tengo miedo.


domingo, 9 de marzo de 2008

La contraseña


El roce.
Pétalo letal
Que osa llegarme
Y arquea mi cintura
Cierro los ojos.
Para tu cercanía.
Y de nuevo somos niños.
Agitados por la prisa.
No soy yo.
Y me quiebro
tan auténtica
que me atrevo a dudarlo.
Te esperaba siempre
Sin saberlo.
Siempre…
Qué palabra.


viernes, 7 de marzo de 2008

Hora pico

Alcanzada de lleno por un vacío
que perfora lo más sólido
que queda de mí.
Frente a esta pantalla
No debo.
No me llamo
con mi nombre.
No me reconozco
en la futura foto
de este instante.
Olvido la memoria
de mis dedos
que ahora marcan
números que no pertenecen
ni aún
a abonados fuera de servicio
Acreedores morosos del silencio.
Se los dedico.
Y me grito fuerte
para despertar.
Para que alguien más
despierte conmigo
y no advierta que lo hice
y se vaya
sin preguntarme
qué soñé.
Aunque vaya a mentirle
y se de cuenta
y salga corriendo
de cualquier manera.
Me pierdo.
Electroshockeada
por aquellos ojos
tan tuyos
como lo último
que supe del amor
y sus cuestiones
(…No me busques.
Pero siempre que puedas
traéme hasta aquí.
Donde puedo mirarte
Y sentirme inocente)
"I leg ales" Foto: aNaNeGra