Contador web

sábado, 6 de abril de 2013

La luciérnaga y el trébol

Corría
cómo corría
como sólo los liberados
saben hacerlo
Altibajos en el verde
los bosques de la memoria
me devuelven descalza
y olvidada
Me lanzan al no tiempo
que tal vez mañana
sepa de presentes

Como éste
donde me hallo
quieta y movilizada
detenida
en plena marcha
en un pequeño homenaje
Porque no hay manera de morir
sosteniendo una bandera
Desaprender el miedo
será mi tarea
para que vivas

Tus manos obreras
tu caricia impune
la risa latiente y victoriosa
fijada en blanco y negro
Un fueguito para encender
todos los fuegos
No hay manera de dejarte ahí
Cada quien te lleva a su manera
El paseo es largo
en la brevedad del instante
Y aún así…

Pero si me invitas
-sin compromiso-
recojo mi pelo y te miro por última vez
que es ésta, la primera
la de siempre
-Me permite Ud esta pieza?-
Si el patio está barrido y la luna pronta
Los violines ausentes
propician el milagro
del que se acerca
avisando con un silbido.

"Bailarás" Foto: aNaNeGrA