jueves, 18 de octubre de 2018

El reflejo

Detenida
en pleno vuelo,
me veo feliz
con mi vestido nuevo
Y luego, tus ojos
no me permiten verme
mientras huyo...
Ya no más.

La inocencia
me marea
alucinada
y a tus brazos me entrego
sin sentido 
y con rabia 
acumulada
de ayer

Latiendo quieta,
irrazonable
en el delirio.
Solo existo ahí,
avivando el fuego
en tu lado oscuro,
en tu anhelo urgente
para mi torpe ritmo 

Callada
y oculta.
para que digas
mi nombre
por error
cada vez
que no quieras
nombrarme.

Y te vayas
de regreso...
Nocturno,
temeroso,
esquivando
la luna
en cada charco,
por si acaso

"Nada": © aNaNeGrA


lunes, 15 de octubre de 2018

Hasta encontrarte

Lloré 
cada vez
que la tierra
no quiso tragarme
y quedé vagando...
sumando soledades,
restando el vino

Pero abrías
un abrazo 

en algún lugar,
un vuelo de paloma
enardecida,
un juego de besos en la arena
estremeciendo al mar

Y percibiste ese gusto
de melancolía y sal,
de deseo lejano, febril
y mariposas enredadas
más acá del fuego,
que intentó ser luz
y sólo eso

Cuando el sol se hunde tras tus pasos
en algún horizonte rojo
llamando a la noche
a que lo siga...
me dejo atrapar hasta el amanecer
para no ir adonde no
para no volver adonde nunca

Y así voy
desarmada en mi,
con tanto silencio
hecho alarido
Voy con mi cargo de rehén
que no cotiza por amar el mar,
devanando las horas,
con mi poca fe

Hasta encontrarte
y decirte que sos lo último
que esperaba encontrar



© Niño pasajero en barco (s/d)

lunes, 8 de octubre de 2018

Certezas

Tu latido
resucita y golpea
en mi piel
con memoria de caricia
No estás
y es mejor para tu ausencia

Engaño al reloj,
me robo tu almanaque
y... a la hoguera!
Agito el aire
y brindo a tu salud
bebiéndome una copa
a fondo blanco

Te veía tras el vidrio
declarando el equipaje,
tan seguro de mi lejanía
que creo que lloré mi propia muerte
Absoluta y viva
como un testigo
sensible a este delirio

Y te ibas…
volviendo circular,
mareando mi sentir,
inexorable

Desoí el silencio.
Y mis pasos
impulsivos, vacilantes
rompieron charcos
dejando una luna multiplicada
y la quietud pronta.

Pasado un tiempo
quizás, un poco más...
Luciendo mi vestido más bonito
toqué tu puerta
cerré los ojos...
Y esperé.

Aquí mismo.

"Desde siempre" foto: aNaNeGrA

jueves, 4 de octubre de 2018

Fantasía (4 p.m)

Tu pecho amante
sosteniendo erguido
la metralla
dispuesta a fragmentar
esto que soy,
a cercenarme primera
entre los últimos.
-O quizás es sólo 
que no puedo más
y te causen gracia
las ínfulas grandilocuentes
de mi tonto ego-


El fragor altisonante 
del silencio
las ramas quietas 
de nuestro abrazo
Así será la fantasía 
de este cuerpo frío
en el altar ardiente
de tu sueño agitado...
Pero en medio de todo,
brotará tu risa
de sobreviviente


Y las palabras 
se saldrán de cauce
para guardarse
y dejarnos solos
y sedientos
atentando a contraluz
contra todo miedo
abriendo las ventanas 
a una noche quieta
y sigilosa
participe necesaria
de nuestras sombras
girando en el techo


© s/d


miércoles, 26 de septiembre de 2018

Noche

Abrigarme en un hueco
nocturno
que parezca ese abrazo
mientras pierdo el aliento
y me abro despacio

Porque te vi 
entre sombras
como en un vuelo 
quieto

de pañuelos blancos 

Fuiste

clavándome los ojos
con demora
para no herirme aquí
donde no hay sutileza
que no te traiga
o contundencia
que no te espante 


Vas a bailar

sólo en mi memoria
para no morirte 

ni morirme 

No iremos amarrados

más que al aire
de los nadies 

que se amaron
de un modo más valiente 


Caeremos de este cielo

a las manos de una mujer 
que en un rapto de inconsciencia
anudó en un papel
rugoso y frágil,
todo el amor...
-tanto como hubo- 
para liberarlo después.

© Gerard Dubois

lunes, 24 de septiembre de 2018

Oración

Dormís tan apartado

que me recordás mi propia lejanía

y este silencio desesperado

y aquel sofocado encierro ...



Dormís y me duermo

y sólo quedan estos cuerpos

que vistos desde arriba

bien parecen dos signos de interrogación

Y nuestras ropas

son puntos suspensivos en el suelo



Titila verde la hora del insomnio

y esa ventana maldita empeñada en llevarme

a lugares donde no quiero ir.

Porque conozco de memoria los caminos de regreso

adonde nadie



Que alguien despierte sobresaltado y encienda la luz

y que uno finja dormir y se abrace al otro como en un descuido

-y... que al menos por esta noche

los dos nos sepamos protegidos-.


"Allá, vos" © Casiopea

viernes, 21 de septiembre de 2018

Alumbramiento


Podría enamorarme 
de un minuto
pasado
futuro
donde los tiempos se funden
como cuerpos anhelantes
en un ayer
adolescente...
En un mañana de reencuentros
donde lo imposible
desvaría hambriento
allá,
donde me escabullo
en presente
y espío a la memoria
que baila despojada
como si nadie la viera,
agitada y frágil 
en esa fiesta popular
estrenando plaza

Festejaban los obreros
carnaval ardiente
y la luna 
grávida y plena
desmadejaba el viento
de aromas y estío
Montañas
viñedos,
el beso
más prohibido
de todas las siestas
el más prístino...
El más urgente

Tanta palabra "amor"
amontonada en el pecho
Tanto error
perfecto
para el eterno desencuentro
Sería
que ya no volvería
a nacerme
a matarme
resucitarme
Será que perdí
la autoridad definitiva
para darme aliento

Y tengo tanto para contarte
si te veo en esa esquina
y es que te miro a la cara
ciego de todas mis presencias
que un día
se creyeron eternas
tiritando
en tus ojos negros

Añoro los inventos
las llaves ruidosas
los “dame fuego”
las pasadas
vereda abajo
en un sentido y en otro
saludando a quien fuera
que evocara febreros,
entrando triunfante
del brazo 
de un premio Nóbel de la paz
Sonriente y anónima
por una alfombra roja
sólo para verte
declarando algún perdón
extra
en tu sonrisa

Flotando
en un altarcito de tambores
ardiendo
mi falso desamor
mi tonto orgullo
Y ahora sí
también yo
prefiero olvidarte
y regresar a mi casa
al barrio más lejano
ahuyentando el miedo
temblando 
vacía
acunándote amorosa
con mis huesos rotos

Con heridas
de sol y lluvia... 
Y la erosión
deglutiendo estas palabras
que escribo presurosa
antes del fin
Alimento de amantes
y refugio
para volver a creer en vos,
sólo si tu madre
te alumbra en primavera
y me esperás en sus brazos
hasta que me decida
a nacer.


"En el tiempo de los intentos" Foto: aNaNeGrA
 

miércoles, 19 de septiembre de 2018

Desafío

Que salga
a la calle
ese último miedo,
que le doy pelea
Y que corra la sangre
si quiere correr,
para que este latido
sea libre
y verdadero
y mis labios agrietados
recobren vida
al besar tu boca malherida
Para que tus ojos
me vean
por última vez
por vez primera
Para no batir palmas
en tu playa
porque mi niño
aparece a cada instante
en tus hoyuelos
Y ya no corro
entonces,
susurrando su nombre,
desesperada
Porque el futuro
le pisa las huellas
a mi sombra fugitiva
y ya me creo
esa tonta picardía
de hacerme la dispersa
si me tomo de tu brazo
para cruzar
la avenida más ancha del mundo
Debo despedirme
y no encuentro la manera
porque siempre estás
bienvenido en mí...
Desde que no sé olvidarte
e intento
todo el tiempo
escribirte adioses
que no convencen a nadie
Menos aún,
a tu olvido



"Payasada" Foto: aNaNeGrA

jueves, 13 de septiembre de 2018

Pájaros

Cuando caigo
y me estrello en el fondo de tu vaso
para que me odies
y me olvides después,
siempre después
porque ya no hay ayer
en el extravío,
porque soy otra
cuando vuelvo sobre mis pasos
para verte de lejos

Después,
siempre después
de besarte los ojos dormidos
y ponerle un manto a la luna 
por si al cobijarte
sintiera frío en la espalda
-como yo, sin tu abrazo-
cuando empaño vidrios
para adivinarte en el vaho
desde este azul sombrío

Desnuda, 
huiré desnuda,
felinamente, 
por los techos
acunando las esperas,
lo que no le dije
detrás de cada borbotón de palabras
a lo que sabe ser tu sombra,
porque llegará en silencio
y hambrienta de besos

Voy a descender 
en cada patio donde haya cielo
para mirarte a los ojos
como se mira al mar
de noche, creciente, total...
Voy a buscarte 
en cada giro estelar de las luces
tras el polvo 
donde hubo juerga
y ya no hay más "tirititrán"

Cuando el vacío se abra
para permitirme entrar 
ya tendré mis dedos rotos
tras derribar cada puerta hacia la nada
Ya seré eso que va
escribiendo en el aire,
para volar 
sin dejar huellas,
como los pájaros
que olvidaron el aire del regreso


Antonio Gades (desconozco autoría de la imagen)

viernes, 7 de septiembre de 2018

Rescate

Aquí voy,

sé que sólo me detengo

para ver si respirás

si estás ahí, en mi equipaje

enmudecido y cómplice

fraternizándolo todo

sencillamente...


Y de pronto

siento que vienen 

por mí

Y me transformo en esa nada

esculpida y frágil

que alarga mi sombra

hasta tu puerta


donde las rejas ganaron

porque ya no es tu casa

pero es un lugar

adonde siempre irá el amor

a transpasarlo todo,

a rescatar lo que fui

cuando hubo belleza.



"Sin regreso" ©aNaNeGrA