Contador web

viernes, 30 de mayo de 2008

Nos conocemos?

Me iba

a algún lado.

Siempre

A lugares

tan terriblemente

bellos

que no quise

volver.

Y cabe aclarar

que no lo hice

También

fui a lugares

espantosos

Donde el dolor

construía

mansiones

con piscinas

de aguas negras

Donde los adoquines

se tragaban el verde

Y la vida

Este día ojeroso

con resaca de amores

me sorprende

encendiendo velas.

Anónima.

Intentando parirme

una vez más

Trazando mapas

en el aire

con los dedos rotos

Eso ya es algo.

Me estoy salvando

para volver a irme

liviana de ayeres.

Con el deja vu

de tu risa

en mis hoyuelos.

Tanteando la tierra.

Apartando

ausentes

que no vienen al caso.

Sabrás reconocerme.

Tengo la cara sucia.


"Mientras tanto" Escultura de Patricia Quiroga




sábado, 10 de mayo de 2008

Tercer estante

No se pedirte
que no me mires
cuando me hago
la que canto
haciendo
como que no
me estás
mirando
Me desconcentro.
Me veo obligada
a la sanata.
El techo
apesta a encierro.
Uffff
Quiero vivir.
Y me pierdo.
Me olvido
por dónde iba.
Y vuelvo
Desconociendo
el camino
Porque tus brazos
se aferraron
a mi guitarra
y me creen muerta
y lejos.
Hay viejos boletos
de viaje
guardados
en tu libro
más leído
Ya olvidé
si eran tuyos
o míos.
Los declaro
Nuestros.
Quedan ahí
Para escribir
la historia
de lo que no fue
necesario
escribir.
Está todo
dicho.
Nota al pie.
-que no es lo mismo
que postdata-
Gotitas
de un brindis
torpe
y anillos
de fuego
para después







domingo, 4 de mayo de 2008

Nunca en 2 plazas

Dos soledades.

Amontonadas

en una plaza

y media.

Compartiendo

la almohada.

El hambre

intacto

Abrazadas.

Un ambiente

Con vista

al vacío.

Tan pequeño

para tanta ausencia.

Tan grande

como el

desencuentro.

El frío agosto

demoraba

cicatrices

y buses

al centro.

Me preparaba

para el viaje.

Te acomodaba

el pelo.

Volábamos

rozando

Avenida de Mayo

Todo vuelve

a ser.

Y nada se repite

como fue

-Qué profunda-

Ésta soledad sola.

Con una flor

en el ojal

Apoya

la frente en el espejo.

y me guiña un ojo.

Apaga las velas.

Va al lecho

en puntas de pie

y se tapa

hasta las orejas.











www.pashnit.com