Contador web

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Verde manzana


Tu memoria
haciendo acto de presencia en mi jardín
Desaprendo lo aprehendido
para no morirte ni morirme 
adormecida
entre restos de ayer,
de nunca más.

[Soy feliz
girando en mi vestido de colores
Apretando los ojos 
para no marearme
Sabiendo que estás ahí
para atajarme en el vacío
de mis próximos abismos]

Te esperé desde niña
tras la verja
Mi vereda, el escenario de tu ausencia
Te confundí algunas veces
hasta no tener dudas
Intenté disimular
Y así me fue.

Tu abrazo
vino de aquel tiempo
en ese barco demorado en un olvido
trayendo en su pasaje
dos “gurises” anacrónicos
con la cara sucia 
rozagantes, de tan vivos.

Lloré de amor
disuelta y cursi, cual "Amélie"
Y no volví a verte, hasta ahora
Me veo sonreír
Esta niña que soy
que nunca fui
quiere aprender rápidamente, a escribir tu nombre

"¡Pica!" foto: aNaNeGrA