domingo, 29 de abril de 2007

Oración

Dormís tan apartado

que me recordás mi propia lejanía

y este silencio desesperado

y aquel sofocado encierro ...



Dormís y me duermo

y sólo quedan estos cuerpos

que vistos desde arriba

bien parecen 2 signos de interrogación

... Y nuestras ropas

son puntos suspensivos en el suelo


Titila verde la hora del insomnio

y esa ventana maldita empeñada en llevarme

a lugares donde no quiero ir.

Porque conozco de memoria los caminos de regreso


Que alguien despierte sobresaltado y encienda la luz

y que uno finja dormir y se abrace al otro como en un descuido

... y que al menos por esta noche

los dos nos sepamos protegidos

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola: felicitaciones, muy buen poema, la verdad que me gusto. Ojala algun dia llegue a escribir cosas tan bellas como vos.
Desde Bella Vista, Corrientes, Argentina; Jose Alejandro Arce,-

aNa mOrO dijo...

gracias. qué lindo elogio. supongo que todos podemos escribir segun lo que observamos y sentimos. creo que se trata de estar atentos. gracias de nuevo!. ana