lunes, 17 de agosto de 2009

Recreo


Cuando juegues

a ser grande

no olvides

que te espero

volando

en un columpio

con el vértigo

inocente

de los que

no tienen miedo

porque mamá

está cerca.

Porque el sol

me enciende

la sonrisa

y me deja este color

Para siempre

Para que me llames

así...

a la hora del recreo

Y le cortemos

el cordel

a la campana

por la picardía

de ser eternos

Dale?


No hay comentarios: