lunes, 16 de junio de 2008

Saludos

Acá estoy

Mi ausente

Acá mi vida

Mi mentira

Mi perfecta muerte

Mi huída eterna

Fuera de foco

Siempre.

Acá estoy

a mis anchas

Perdida

para encontrarte

y pasar de largo

Para tus ojos ciegos

Para tu sed

sin fondo.

Tenéme

que me caigo

torpemente.

Me desarmo.

Eso es todo

No hace falta más

Un abrazo

no se dice.






4 comentarios:

El Rufián Melancólico dijo...

Ana tu silencio me preocupaba veo que estas, y andas gritando versos por ahi, en plazas calles esquinas y vomitando abrazos para trus lectores. Exitos y Saludos a me gusto el poema.

aNa dijo...

Gracias, J.
Que lindo ...
Mi silencio se debe
a que los "desbocados"solemos llevarnos murallones por delante
y luego ... hay que recuperarse
Qué va a hacer ...
Me gusta que me arrojes
cascotazos y flores.
Tus palabras también
a veces saben atajarme
en las caídas.
Y eso está muy bueno.
De nuevo, gracias!

Jorge Ampuero dijo...

Una poética breve y precisa, contundente como la muerte del silencio al filo de las palabras.
Me gusta. Espero regresar y nos leamos.

Saludos, Bella Colega...

toto scurraby dijo...

hacia rato no se la veia lady.saludetes