sábado, 16 de abril de 2011

En el bar de los Insomnes

Tarde

para una guitarra muda

y desabrigada

Lejos

para tanta cercanía

Un brindis solo

Un ruido hueco

El pulso débil

de una noche

sin luna

El mozo apura

la madrugada

como a una hermana

que demora en decidirse

Pantalón de jean

o minifalda

Reloj detenido

bostezo largo

Es tan temprano

para baldear una vereda

que llegaría tarde

incluso, hasta el insomnio

La silla denuncia

tu última ausencia

antes de apuntar al cielo

y obligarme a partir

con la música a otra parte


Foto: "Noches como ésta" (aNaNeGrA)


No hay comentarios: