sábado, 7 de marzo de 2009

E-motivo

Me abandono

en una huella

inhabitada

entre adoquines

Y escondo la cara

untada con brillos

para no

reconocernos

Libres

Antes de llegar

a la puerta

de salida


(Ese día

fue imposible

disimular

la alegría

Fruncir el seño

sin motivo...

¿para qué?)


Sonreía

y nada más

Tal vez

parecí

un poco tonta

marcando

el paso

con un pie roto

y dos noches

haciéndome ruido

en el silencio.


Sola

y tan bien

acompañada

que no pude menos

que escribirte

y derramarme

en palabras

para seguir viaje

sin culpa

Y es que el reloj

se detuvo

y no perdí

el tiempo

deshojando

una rosa

de los vientos.


Porque

ya no es

incomprensible

la melancolía.

Febrero se va

y yo cumpliendo

más años

Naciendo de nuevo

como ayer

En carnaval


"Sentados al cordón de la vereda" Foto: aNaNeGra

No hay comentarios: