martes, 12 de febrero de 2008

estás despierto...?

Una madre acunando un hueco

Un barco cargado de esclavos

Un pájaro rengo

Un féretro blanco


Una guitarra huérfana

Un pulmón perforado

Un atentado a la risa

La inocencia hecha pedazos


El estruendo de una guerra

el desgarro del exilio

El olvido del artista

La nostalgia del anciano


La frialdad de los poderosos

Los ojos del refugiado

las preguntas sin respuestas

La memoria de tus manos

(...)

Creo que sobreviviré


3 comentarios:

Anónimo dijo...

solo el amor nos puede ayudar a sobrevivir en este mundo nadamas. es asi, gracias, ana
Totó

aNa dijo...

es verdad, lástima que algunos sobreviven por costumbre.
gracias totó

JRamírez dijo...

Tiene usted razón señorita Ana, ALGUNOS SOBREVIVEN POR COSTUMBRE. ¿como yo? me he pregunté al instante. Convivir con uno mismo, vaya que es dificil. La gente cree que estoy dormido. ¿Usted qué diría si llegara a conocerme?. Fue un placer haber leído este poema, Ana. Saludos desde tan lejos.
Ah, por cierto, mi nombre es José...José Ramírez. Espero tener contacto con usted uno de estos días. Es este mi correo: jsantos-leo@hotmail.com. Espero encontrarla.
Hasta pronto Ana.